viernes, 23 de enero de 2009

De árabes y judíos


A pesar de existir un permanente conflicto político, estas dos culturas , nos han legado una sabiduría extraordinaria. A continuación algunas de sus iluminadoras historias.


La Ventana y el espejo

Imagen: http://www.google.co.ve


Un joven muy rico fue a ver un rabino y le pidió un concejo que lo

guiara en la vida. El rabino lo condujo a la ventana:


Que es lo que ves a través del cristal?

Veo hombres pasando y un ciego pidiendo limosna en la calle.

Entonces el rabino le mostró un gran espejo:


Y ahora que ves?

Me veo a mi mismo.


¡Y ya no ves a los otros!, fíjate que tanto la ventana como el espejo están hecho de la misma materia prima: el vidrio. Pero en el espejo, al tener este una fina capa de plata cubriéndolo, solo te ves a ti mismo. Debes compararte a estos dos tipos de vidrio. Cuando pobre prestabas a tensión a los otros y tenia compasión por ellos. Cubierto de plata, rico, solo consigues admirar tu propio reflejo.


Por que contar Historias



Imagen. http://www.discapnet.com


Cuenta Elie Wiesel que cuando el gran rabino Israel Shem Tov veía

como maltrataban a los judíos, iba a l bosque, encendía un fuego sagrado y elevaba una plegaria especial para pedir a dios que protegiese a su pueblo. Y dios enviaba un milagro.


Mas tarde, su discípulo Maggid de Mezrith, siguiendo los pasos del maestro, iba al mismo lugar del bosque y decía:

Amo del universo, no se encender el fuego sagrado, pero conozco la plegaria.! Te lo ruego escúchame, escúchame!


Sucedía el milagro.


Paso una generación, y el rabino mosche leib de Sasow, cuando veía las persecuciones de su pueblo, iba al bosque y decía:


No se encender el fuego sagrado, no conozco la plegaria , pero todavía recuerdo el lugar. ¡Ayúdanos, Señor!

Y el señor ayudaba.


50 años mas tarde, el rabino Israel de Rizhin, en su silla de ruedas, hablaba con dios:


No se encender el fuego sagrado, no conozco la plegaria, ni consigo hallar el lugar en el bosque. Lo mas que puedo hacer es contar esta historia con la esperanza de que dios me escuche.


Y basto contar la historia para que el peligro se alejase. Según Wiesel, Dios creo al hombre porque ama las historias.


Lo que esta escrito


Un ciego mendigaba por el camino que lleva a la Meca, cuando se le acerco un piadoso musulmán y le pregunto si la gente le daba limosna generosamente, como manda el coran. El hombre le enseño el recipiente casi vació. Dijo entonces el visitante:

Déjame que escriba en el letrero que cuelga de tu cuello.

Horas mas tarde, volvió el visitante. El mendigo estaba sorprendido, pues había recibido una cantidad enorme de dinero.

Que es lo que escribió en el letrero?

Preguntó.

Tan solo escribí: Hoy es un hermoso día de primavera, el sol brilla y yo soy ciego.


Dios quiera , que llegue el momento que el hombre deje de arreglar sus diferencias con los cañones y las balas, que impere la sensatez y la sabiduría, para que no sigan sufriendo mas los inocentes, y que se reine la Paz definitiva en esta región en constante conflicto.




3 comentarios:

SilviaE.D. dijo...

Hola Fernando!
Me encantaron las historias, pero más la primera. Es cierto que uno ve la realidad segun el cristal con que mire.
Y si, ojala que sea realidad esa PAZ que tanto hace falta en esa region de nuestro planeta.
Es hora de ser humanos y emplear las armas que Dios nos dio: el entendimiento y la palabra.
Un beso!

Myr dijo...

Hola Fher,

Gracias por estas historias tan lindas y que nos dan harto material para reflexionar!!!

Empecemos por poner paz en nuestros corazones. Antes de criticar al otro o de emitir cualquier juicio... miremonos en el espejo, como dice tu cuento.... Todo empieza por casa, tambien el amor, la paz, la alegria, la salud, la superacion.... todo. Tratemos de mejorar nostotros como personas, el resto vendra solo o por contiguidad...pero vendra.

Beso grande

Nacho dijo...

Hola Fher! Qué post más oportuno y aleccionador..Los Musulmanes, junto a los Judíos y los Cristianos son la tres grandes religiones monoteístas del mundo, el problema no es la poca o mucha fé que podamos tener sino la intolerancia y la agresividad con la que se pretenda imponer nuestro credo sobre el de los demás..Por cierto tengo amigos de las tres religiones y me llevo de putamadre (chévere) con todos.
Saludos Hermano!!