miércoles, 8 de agosto de 2007

El Arco , La Flecha y el Blanco

Aquí de nuevo en este caso con una importante Reflexión de Pablo Coelho, espero sea de igual provecho:
Todos somos Arqueros de la voluntad divina. Por lo tanto, es indispensable los instrumentos que tenemos a nuestra disposición:

El Arco:


El arco es la vida: De el viene toda la Energía.
La Flecha un día partirá. El Blanco esta lejos.

Pero tu vida siempre permanecerá junto a ti, y hay que saber cuidarla.
Se necesita periodos de inacción, un arco que esta siempre armado, en estado de tensión pierde su potencia. Por lo tanto hay que aceptar su reposo para recuperar su firmeza. Así, cuando estires la cuerda, tu fuerza estará intacta.

El arco no tiene conciencia es una prolongación de la mano y el deseo del arqueros sirve para matar o para meditar. Por ello, se debe estar claro en la intenciones.

Un Arco tiene flexibilidad, pero también tiene un limite. Un esfuerzo mas allá de su capacidad lo romperá, o dejara exhausta la mano que lo sostiene. Del mismo modo, no hay que exigir al cuerpo mas de lo que puede dar. Y hay que recordar que un día llegara la vejes y eso es una bendición, no una maldición.

Para mantener el arco abierto con elegancia, hay que hacer de cada parte de si solo lo necesario, y no dispersar energías. Así se podrá disparar muchas flechas sin cansarse.


La Flecha:


La Flecha es la intención de cada quien. Es lo que une la fuerza del arco con el centro del blanco.

La intención del ser humano tiene que ser cristalina, recta, bien equilibrada.

Una vez que la flecha parta no volverá. Por lo que, si los movimientos que te han llevado a través del proceso no han sido precisos y correctos, es mejor interrumpirlos y no actuar precipitadamente solo porque el arco esta tenso y el blanco espera.

Pero nunca hay que dejar de manifestar la intención si lo único que esta deteniendo es el miedo a errar. Si se han hecho lo movimientos correctos, hay que dar los pasos necesarios y aceptar el reto, abrir la manó y soltar la cuerda. Aunque no se de en el blanco, para la próxima se afinara la puntería.
Si no se corren riesgos, nunca se sabrá que cambios eran necesarios.

El Blanco:


El Blanco es el objetivo que hay que alcanzar.

Lo escoge cada quien. En eso reside la belleza del camino: no pueden existir disculpas diciendo que el adversario era mas fuerte, pues fue la elección de cada quien al escoger el blanco, y de cada quien la responsabilidad.
Si se ve en el blanco a un enemigo puede que se acierte el tiro pero no causara mejoras en el interior de cada quien. Se pasara la vida simplemente intentando colocar una flecha en el centro de una cosa de papel o madera, algo completamente inútil. Y cuando se este en compañía de otras personas saldrá la queja de que nunca se hizo nada interesante.
Por eso se tiene que escoger un objetivo, y da lo mejor del interior para poder alcanzarlo, tratándolo con respeto y dignidad : sabiendo que significa y cuanto esfuerzo, entrenamiento e intuición ha exigido.

Al mirar el blanco, no concentrarse en el, hay que observar todo lo que sucede a su alrededor, por que la flecha al ser disparada, se encontrara con factores con los que no se han contado, como el viento el peso y la distancia.

El objetivo solo existe en la medida en que un hombre es capaz de soñar con alcanzarlo. Lo que justifica su existencia es el deseo, sin el cual seria una cosa muerta, un sueño distante una fantasía.

Así del mismo modo que la intención busca su objetivo, el objetivo también busca la intención del hombre, pues es quien da sentido a su existencia: ya no es solo una idea, sino el centro del mundo de un arquero.

Un Pensamiento:
Dijo Miguel Ángel:"El mayor peligro para la mayoría de nosotros no es que nuestra meta sea demasiado alta y no la alcancemos, sino que sea demasiado baja y la consigamos".

5 comentarios:

Acerina dijo...

Mi mejor amigo dice que a veces no consigo lo que deseo porque "pierdo de vista la diana"...

Me encantó este post.

Por si fuera poco su espectacular contenido, de paso colocaste una foto de Legolas que me "baja-las-medias"...

Besos mil...

Nacho dijo...

Hello! De putamadre el post: Pienso que el Arco, la Flecha y el Blancoo han de actuar en conjunto y simultáneamente, uno depende del otro para el logro de nuestros objetivos. Creo que siempre debemos apuntar lo más alto posible, porque dependiendo de esto se lograrán unos u otros resultados.
También el descanso es necesario, porque se "afila la sierra" (te acuerdas de Steven Covey?) y luego se repotencia nuestra lucha por lograr lo que nos propongamos.
Un abrazo y que seáis muy felices!

alida dijo...

Pablo Coelho, me encanta soy una gran admiradora de él, excelente descripción para reflexionar nos deja sobre el arco la flecha y el blanco nuestro objetivo final
Un gran abrazo

PD/ hoy o mañana pongo un cuento corto de Pablo Coelho

Carlos Miguel O. dijo...

Es unos de mis Autores Estrellas.
saludos

Carlos dijo...

me consegui con tu blog de casualidad, no sabes lo mucho que me ha servido, por eso dicen que no hay casualidades en la vida.

Bonitos temas musicales de fondo.

De este autor lo maximo.

te saludo especialmente desde Miami,U.S.A