sábado, 7 de julio de 2007

¡Psiconeuroinmunízate!




Hace dos Semanas Lei un articulo que Trata este Tema, me pareció Importante de cómo podemos ser mas activos en la cura de las dolencias que en determinado momento se puedan presentar, y el poder de nuestro Cerebro, así que aquí les coloco el Articulo para compartirlo:





La disciplina (científica por demás) de la Psiconeuroinmunología (PNI), puede sonar a doctrina esotérica o a prácticas ultra complicadas realizadas por oscuros especialistas o extraordinarios eruditos. Nada más alejado de la realidad.



La doctora Marianella Castés es una de las “pioneras” en esta nueva rama de las ciencias de la salud. Actualmente se desempeña como profesora de la cátedra de Inmunología en la Escuela de Medicina de la UCV, es PHD en Inmunología de la Universidad de París y, fundadora y presidenta de la Fundación para el Desarrollo de la Psiconeuroinmunología. Considera que a pesar de lo rimbombante que puede sonar este título, es menos complicado de lo que se piensa. El concepto es muy sencillo, y se basa en la demostración científica de que los sistemas nervioso central, endocrino e inmunológico están intercomunicados y “hablan” entre ellos con frecuencia, intercambiándose información. “Entre nosotros los expertos solemos decir que estos tres sistemas hablan un lenguaje bioquímico común”, expresa la doctora. Los datos de esta “conversación”, influyen entonces en el estado de nuestra salud y bienestar general en todas esas áreas. Es por eso que factores de tipo psicosocial como el estrés, la “carga” de presión o agresividad del entorno inciden, y de manera directa, en la salud. Por ejemplo, si un evento, sea cual fuere su naturaleza, es manejado con desesperanza, desasosiego, y otras actitudes negativas, esta información es procesada por el sistema inmunológico, que se hace más propenso a contraer enfermedades infecciosas o el mismo cáncer.


Llegado a este punto de la explicación, es necesario resaltar nuevamente que ésta no es una labor de “sanadores espirituales”, hechiceros, motivadores o timadores de oficio. Está basada en una evidencia científica que se viene recabando desde mediados de la década de los setenta, cuando nombres como George Solomón, el psicólogo estadounidense Robert Ader y su compatriota inmunólogo Nicholas Cohen establecieron las bases para el estudio de la relación cerebro-inmunidad, que han venido creciendo y ganando credibilidad hasta la actualidad.

Cerebros activos :



En esto de la psiconeuroinmunología están involucradas varias ciencias o disciplinas de la salud, entre las que sobresalen la neurología, inmunología, endocrinología, psicología y psiquiatría, las cuales desde su perspectiva aportan para esta nueva rama. Castés afirma que el propósito último de este proceso es que la persona deje de tener un papel pasivo en su sanación. “Generalmente el paciente deja su salud en manos de la química de los medicamentos o la labor de los médicos, la idea es que a través de nuestras técnicas tenga un papel más activo en la restitución o mantenimiento de un equilibrio orgánico”, afirma. No obstante, esto no significa que la psiconeuroinmunología vaya a desplazar a la medicina tradicional y los profesionales de la salud. Según la especialista “es obvio” que uno puede activar su cerebro para fortalecer su sistema inmune, y en nuestros talleres le damos herramientas para que participe con su mente, y dirija sus emociones y creencias en la dirección más saludable.


La llamada imaginación guiada es una de las tareas más importantes para inmunizarse. Consiste en seguir los pasos que te va indicando el especialista para encauzar el caudal mental hacia el balance, necesaria condición para todos. También sirve para que el mismo paciente encuentre por sí mismo la raíz del problema que atraviesa, especialmente en el plano psicológico. Así como la teoría psicoanalítica de Sigmund Freud sitúa los traumas y trastornos adultos en episodios complicados de la niñez, puede ser que el sistema de creencias inculcado a una persona desde su infancia esté conspirando en su contra. Esto no significa, sin embargo, que se debe tomar por cierto aquello de que “todas las enfermedades son psicosomáticas”, ya que hay que considerar que nuestro organismo se encuentra en constante comunicación con el entorno, y cualquier cambio en éste último puede afectar el balance interno. Lo que sí es posible es estar un poco mejor “programado” para que factores externos o internos no jueguen en contra de la salud, o lo hagan en la menor medida posible.

Pioneros:

La doctora Castés afirma que en Venezuela hay pocos grupos o individuos que trabajen con la psiconeuroinmunología. Desde hace once años, ella, junto a otros profesionales en diversas áreas, establecieron un programa de ayuda psicosocial para el enfermo con cáncer, a través del cual, aplicaban sus conocimientos en esta materia a estas personas. A partir de, hace aproximadamente siete años, le cambiaron el nombre a este programa para llamarlo “de ayuda a personas con enfermedades de alto riesgo” para abarcar un espectro más amplio de pacientes. Ha sido más que todo la misma respuesta de los pacientes, y la publicidad “boca a boca” que estos han hecho, lo que ha logrado el crecimiento alcanzado hasta ahora. Además de los talleres que se le facilitan a los pacientes, han diseñado un programa de formación para profesionales de la salud, a través del cual es posible que los médicos apliquen los principios de esta disciplina a sus pacientes, y también puedan reconocer cuando las creencias y los factores de la psique atentan contra el bienestar de la misma persona. “Hasta ahora hemos tenido éxito, pero necesitamos que un mayor número de personas se beneficie de las bondades de un sistema de creencias enfocado a lo positivo”, afirma Castés.

Para todos:

Aclara la doctora que se debe diferenciar entre la programación neurolingüística y la disciplina en la que ella trabaja, pues a menudo ha enfrentado este tipo de confusiones. En el caso de la programación neurolingüística, ésta es una herramienta, más que todo utilizada desde el punto de vista pedagógico, que tiene como propósito guiar a la persona que la reciba hacia una conducta específica. En cambio la PNI busca establecer una actitud general ante la vida que sea de bienestar y disfrute. No sólo las personas que atraviesan crisis en su balance biológico pueden valerse de la psiconeuroinmunología para mejorar su salud.


Las personas “sanas” desde el punto de vista médico también es posible que programen su mente para establecer una adecuada comunicación con el resto de los sistemas que determinan el bienestar y la calidad de vida. La llamada medicina preventiva no es sólo tomar vitaminas o hacer ejercicios, sino que también se refiere a tener la actitud adecuada para enfrentar los contratiempos y complicaciones que todos (absolutamente todos) los seres humanos atravesamos en algún momento de nuestras vidas. La imaginación guiada y otras herramientas psicológicas, incluso la hipnosis, pueden ayudar a detectar las raíces de la llamada “biología del estrés”, que amenaza el metabolismo y la conducta.Incluso algunas condiciones psicológicas como las depresiones leves pueden ser atacadas con la colaboración de la psiconeuroinmunología, por supuesto siempre con la asesoría de los profesionales involucrados en la materia.


No obstante, Castés advierte que trastornos más complejos, como la esquizofrenia, por ejemplo, que supone un desequilibrio químico en el organismo, necesita otro tipo de herramientas médicas para los que esta disciplina es insuficiente. Las soluciones mágicas no existen, así que toda terapia requiere de la participación del involucrado. Si siente curiosidad o desea mejorar su calidad de vida, en la página www.psiconeuroinmunología.org puede encontrar más información.

Tomado de Parentesis: 24/jun/2007

6 comentarios:

Leonidas dijo...

Hola desde España.
Guay, Tu Pagina, Gracias por este articulo

maru dijo...

Muy buwn artículo, me agradó e informó muchísimo.
Solamente me gustaría hacerte un pequeño comentario: al principio del mismo escribistes ley en lugar de leí.
saludos

Fernando S. dijo...

Gracias Maru, por tu comentario y visita, si ya arregle el error un traspapelado, jejeje

Nacho. dijo...

Aunque el término parece un poco complicado, desde luego que el conocimiento y divulgación de esta disciplina es más que importante para el bienestar de las gentes. Gracias hermano por esta información. Hasta luego! Nacho. España.

khayo dijo...

muy completo...
largooooo siiii

pero muy interesante

saludoxxxxxxxx

o alquimista dijo...

“O Alquimista” foi nomeado o melhor dos 7 bogues maravilha após votação na blogoesfera, a imensa honra que me invade faz com que distribua esta honra por ti e todos aqueles que me visitam partilhando comigo esta Alquimia das Palavras.



Perdido no tempo o teu coração errante, alma desencontrada da oração, uma flor liberta na brisa uma semente, que secretamente a noite a recolhe na ausência de um coração.


Bom domingo