domingo, 8 de febrero de 2009

El Hombre y El Mundo

Había una vez un científico que, muy preocupado por los graves problemas del mundo pasaba horas y horas meditando de el modo de cambiarlo. Un día que se encontraba en el sofá de la sala entregado a profundas y muy sesudas elucubraciones, llego su hijo de siete años y le invito a jugar con su pelota.

No tengo tiempo para jugar ahora, estoy buscando una fórmula para arreglar el mundo. Vete a jugar a otra parte. Como el niño le insistía en que no quería jugar solo, el padre busco el medio para entretenerlo de modo que no le siguiera molestando. Como a su hijo le encantaba armar rompecabezas, agarro un mapa del mundo que encontró en una revista, lo partió con una tijera en muchos pedazos irregulares, lo mezclo y le pidió al niño que armara el rompecabezas del mundo. Estaba seguro que el niño le llevaría muchas horas armar ese rompecabezas o que incluso no sería capaz de hacerlo pues ni siquiera conocía bien el mapa del mundo. Para su sorpresa, no paso ni media hora cuando el niño le mostro el rompecabezas perfectamente armado.

El padre, sin poder creer lo que veía, le pregunto desconcertado:


¿Pero como hiciste para armar tan rápido el mundo, si ni siquiera sabias como era?


Muy fácil. Cuando sacaste la revista y empezaste a cortar el mapa, vi que el otro lado estaba la figura de un hombre. Yo no sabía cómo era el mundo, pero si sabia como era el hombre. Lo arme y el mundo se armo solo.

Reflexion:

¿Como es el hombre?

El hombre vaga por el mundo embebido en una vida rápida, moderna en medio de la cual sobrevive. Pero como se puede armar al hombre quizás tengamos que:

1.- Dar lo mejor de nosotros mismos cada día, en el trabajo, en lo que hacemos dejando nuestro alrededor mejor de lo que lo encontramos.


2.- Dar amor hasta que se extinga el odio en mundo, pero darlo todo hasta que duela.


3.- Educar para libertad con valores y principios porque títulos profesionales muchos pero hombres verdaderos pocos.


4.- Hacer todo bien , siempre bien de tal manera bien que dios tenga que decir muy bien.


5.-Ser coherentes con lo que somos, que los esposos amen a mas a sus esposas, que los hijos respeten a sus padres, que los hermanos se mantenga unidos, la familia es alma de la sociedad.


6.- Detenernos cada día, y darle tiempo a Dios porque ya no se trata de que lo ames sino de que te dejes amar por el, solo en ti señor el hombre encuentra verdadero sentido a su vida.


7.- En todas las ventanas en todos la mañanas haya girasoles, y que las ventanas permanezcan abiertas para ver verde donde crece la esperanza.

“Nos hiciste para ti señor y nuestro corazón permanecera inquieto hasta que no descanse en ti” San Agustín.


escrito y enviado por:

Freddy Diaz

Colaborador


4 comentarios:

SilviaE.D. dijo...

Hola Fernando!
Qué buena reflexión!
Es cierto, en el Hombre estan todas las soluciones, pero cuesta tanto buscar dentro de uno...
Un beso!
P/D Hace tiempo no escuchaba a Richard Clayderman!! Muy agradables esas melodias!

Carlos Manuel dijo...

Siempre un gusto visitarte, excelente reflexion.

saludos!

Ana Maria dijo...

Siempre debemos tener tiempo para comparti con nuestros seres queridos, suele pasar y no hay vuelta atras.

Nacho dijo...

Hola Cuñaíto!! Bonito post, la relación del hombre con el mundo es simbiótica, es decir nos necesitamos uno con otro indisolublemente, el problema es que a veces esto cuesta entenderlo y sobretodo asumirlo
Saludos Fher y caminantes!