domingo, 1 de febrero de 2009

El mejor escondite

foto : Canaima / Venezuela


Cierto día, Dios estaba cansado de las personas.
Ellas estaban siempre molestándolo, pidiéndole cosas.
Entonces dijo: "Voy a esconderme por un tiempo".
Reunió a sus consejeros y preguntó:
"¿Dónde debo esconderme?"
Algunos dijeron: "Escóndase en la cima de la montaña más alta de la tierra".
Otros: "Escóndase en el fondo del mar, no van a hallarlo allí".
Otros: "Escóndase en el otro lado de la Luna, ése es el mejor lugar.
¿Cómo lo hallarían allí?".
Entonces Dios se volvió hacia el más inteligente de sus ángeles y le inquirió: "¿Dónde me aconsejas que me esconda?".
El ángel inteligente, sonriendo, respondió:

"¡Escóndase en el corazón humano. Es el único lugar donde ellos no buscan nunca!"

4 comentarios:

Siry dijo...

Es mas fácil buscar fuera el origen de nuestros problemas, asi como también es mas fácil buscar fuera la solución.
Por eso Dios se instaló tan cerca, pero tan lejos de la mayoría de los seres humanos.
Excelente reflexión para iniciar un mes que denomino de la luz y el amor, necesarios para cada tod@s en especial nuestro pueblo venezolano que necesita mucha luz...

Feliz semana llena de luz y amor

Myr dijo...

Pues si, concuerdo con lo que te dice Siry, es una bonita reflexion que nos recuerda lo importante de volvernos hacia nosotros mismos...
de buscar nuestro centro, deshojando la cebolla... y a propo, pasa por mi blog de amores y relaciones, que sigo con el tema.
Un beso

SilviaE.D. dijo...

Hola Fernando!
Creo que a veces no queremos ver en nuestro corazon, por cobardia o comodidad, y nos perdemos cosas importantes en nuestra vida.
Hermosa reflexión.
Un beso!

Nacho dijo...

Holaaa! Pues sí, a veces pensamos que Dios es un ser lejano e inaccesible, cuando en realidad, es una parte entrañable de nuestro propio ser..! A buscarlo todos, más aún en el mes del amory la amistad.
Saludos hermano, me imagino la emoción de Fernasther y tuya por la victoria de los tigres, lo tienen más que merecido..Y a Freddy mi sentido pésame jaja!