jueves, 17 de enero de 2008

El Regalo de insultos:


Cerca de Tokio vivía un gran samurai, ya anciano, que se dedicaba a enseñar el Budismo Zen a los jóvenes. A pesar de su edad, corría la leyenda de que aun era capaz de derrotar a cualquier adversario.

Cierta tarde, un guerrero, conocido por su total falta de escrúpulos, apareció por allí. Era famoso por utilizar la técnica de la provocación: esperaba que su adversario hiciera el primer movimiento y, dotado de una inteligencia privilegiada para captar los errores cometidos, contraatacaba con velocidad fulminante.

El joven e impaciente guerrero jamás había perdido una lucha. Conociendo la reputación del samurai, estaba allí para derrotarlo y aumentar su fama.

Todos los estudiantes se manifestaron en contra de la idea, pero el viajo acepto el desafió.

Fueron todos hasta la plaza de la ciudad, y el joven comenzó a insultar al viejo maestro. Arrojo algunas piedras en su dirección, le escupió a la cara, grito todos los insultos conocidos, ofendiendo incluso a sus ancestro. Durante horas hizo todo lo posible por provocarlo, pero el viejo permaneció impasible. Al final de la tarde, sintiéndose ya exhausto y humillado, el impetuoso guerrero se retiro.

Decepcionados por el hecho de que su maestro aceptara tantos insultos y provocaciones los alumnos le preguntaron:

Como ha podido usted soportar tanta indignidad? ¿ Porque no uso su espada, aun sabiendo que podía perder la lucha, en vez de mostrarse cobarde ante todos nosotros?

Si alguien se acerca a ti con un regalo, y tu no lo aceptas, ¿ a quien pertenece el regalo?
Pregunto el samurai.

A quien intento entregarlo, respondió uno de los discípulos.

Pues lo mismo vale parea la envidia, la rabia y los insultos, dijo el maestro. Cuando no son aceptados, continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo.

Algunas Reflexiones del Budismo Zen:

La deshonra es como la cicatriz en el árbol: crece con el tiempo en vez de desaparecer.( vieja máxima de los samuráis)

Quien solo fija sus ojos en el bien, es incapaz de aprender, porque no conoce el mal, y este puede tomarlo desprevenido( Murasaki Shikihu)

8 comentarios:

Gaby dijo...

Por lo que entendi la cosa es algo asi como "A palabras necias, oidos sordos" no?... o "El vivo es asi hasta que el gafo quiere"? Si permitimos que los malos actos y palabras de terceros nos afecten, estos habran logrado su cometido. Si en tu entorno hay gente asi alejalas de ti y si no es posible ignoralas...

Un besote

Siry dijo...

Que excelente reflexión, me dio una lección.
Gracias mi querido amigo colega

Anónimo dijo...

NANI.-
Me encanto! este post, siempre encuentro una buena leccion de vida :)

Saludos Caminante ;)

PATRICIA dijo...

hola fher, esta reflexión la habia leido antes, pero en especial hoy me sivio mucho recordarla, esta ves me ha llenado de foltaleza para seguir adelante a pesar de estar pasando momentos duros, un beso.

Fernando dijo...

Gaby, preciosa, mejor imposible, correcto en lo que te entendiste, te hacen daño si lo permites, si alguien trae odio, rabia, envidia etc, para ti y no lo aceptas, pues dejas a esa persona con toda su energía negativa.

Siry, mi amiga y colega, es así, gracias a ti por siempre acompañarme en el camino.

Hola NANI, paina, me alegro un montón de verte por aquí, y mas de que siempre te lleves algo positivo a casa, así sea una sonrisa.

Paty, no desmayes, en lo que mas deseas para ti y para los tuyos, lo importante es no desviar el camino elegido, pese a pasar por malos momentos, que dios te bendiga, te dejo un abrazote!

Gracias por sus visitas y comentarios!!!

Nacho dijo...

Hola hermano, otra vez reportándome!! Importante moraleja: A este tipo de personas o situaciones, lo mejor es ignorarlas, porqué son por lo general momentos de ira que no se pueden controlar, actúan irracionalmente con la emoción descontrolada y esto es lo que hace que no se sepa lo que se dice, hiriendo y lastimando a la otra parte..Luego vienen los arrepentimientos y cargos de conciencia, obviamente para el que no ha sabido contener sus emociones.
Me ha gustado mucho Fher, porque me parece que suele pasar muy a menudo en este mundo tan estresante. La gente debería pensar mejor las cosas antes de decirlas, más aún cuando se está enfadado o molesto.
Saludos Fhjer y sabios Caminantes!!

Gilberto dijo...

Yo tiendo a dejar a la gente con sus insultos en la mano jejeje. Cualquier adjetivo que usen para definirnos es banal, pues sólo nosotros sabemos quienes somos.

Un abrazo.

Ishtar dijo...

La mejor pelea es la que se evita, despues de muchos años entiendes que evitar una discusión no es señal de cobardía, por el contrario, sólo denota madurez, es importante que aprendamos a desechar la violencia.
Me encanta tu blog, tocas temas variados y es muy entretenido.

Saludos paisano...