domingo, 2 de septiembre de 2007

El Imperio de los Mayas y las Profecías para nuestros tiempos 1 era Parte


Antes de hablar de estas muy conocidas profecías, me gustaría dar una pequeña, pero precisa información sobre este el que fue uno de los imperios de mayor sabiduría:

Maya viene de Mayab, que significa sitio del planeta Tierra llamado Yucatán. Para los hindúes Maya significa ilusión, para ellos todo lo que cambia es ilusión, lo que permanece, lo eterno, es el espíritu. Maya también significa mente, magia, madre. Maya, Maia y María son una misma palabra; curiosamente la madre de Buda se llamaba Maia y la madre de Jesús, María. Nuestro mes de Mayo lleva ese nombre en honor a la diosa romana Maya, la diosa de la primavera, del florecimiento.

La cultura, la ciencia, la religión y el arte maya están basados en su relación con el Sol. Creían que sólo a través del Sol se podían comunicar con Hunab-Ku, el Dios que esta en todas partes. Para los mayas, Hunab-Ku es un organismo gigantesco que nos contiene a todos en su interior.
Los mayas construyeron sus maravillosas ciudades, sus sitios ceremoniales y sus pirámides al sur de México, en la Península de Yucatán, Honduras y Guatemala. Allí dejaron grabados en las piedras sus mensajes del tiempo, los recorridos del Sol, de la Luna, de Venus y el camino para que la humanidad se dirija hacia el crecimiento y la luz de una nueva Era, no hacia el materialismo y la autodestrucción.


Los mayas descubrieron, gracias a sus estudios sobre el Sol, que el Sistema Solar entero se movía. Llegaron a la conclusión de que el Universo tiene ciclos, períodos de tiempo repetitivos que comienzan y terminan como el día y la noche. Se dan cuenta que nuestro Sistema Solar se desplaza en una elipse que lo aleja y acerca al centro de la galaxia. Es decir, que el Sol y todos los planetas se mueven en ciclos en relación con Hunab-Ku, la luz central de la galaxia.
La historia de lo que se ha descubierto de los mayas comienza en el año 600 aC. En el monte Albán aparecieron unas enormes piedras talladas con el primer registro del lenguaje de los mayas, los números. Figuras danzantes fechadas con los números mayas: la concha en forma de boca que representa el número 0, el punto que representa el número 1 y la línea que representa el número 5.
Pero recién en el año 300 dC comienza realmente el desarrollo de lo que podemos considerar maya. Seres que dedicaron su vida a estudiar y registrar la galaxia.
Miles de sacerdotes, astrónomos y matemáticos mayas se dedicaron a medir, registrar y estudiar durante siglos al Sol y a todas las estrellas y planetas. Hace 1200 años fueron tan avanzados que calcularon la distancia que recorre nuestro planeta anualmente alrededor del Sol, tuvieron tanta precisión que hoy la NASA sólo tiene segundos de diferencia con las medidas que obtuvieron los mayas. Calcularon que la Tierra daba la vuelta al Sol en 365.242010 días. Hoy, el año de Greenwich es de 365.2422 días, una increíble diferencia de sólo 17 segundos y 28 centésimas.

También los mayas calcularon el año del planeta Venus y lo establecieron en 584 días. Hoy la NASA dice que la medida es 583.92 días por año, prácticamente lo mismo. ¿Cómo pudieron hacer estos cálculos tan exactos sin tener instrumentos de precisión? Su ciencia astronómica estaba 1000 años más adelantada que la de todos sus contemporáneos

En matemáticas eran muchísimo más avanzados. Su sistema aritmético era vigesimal, es decir, contaban de 20 en 20. Un sistema con base en el número 2, lo que lo convierte en un sistema binario exponencial, un sistema matemático armónico con el Universo, el mismo que utiliza la naturaleza para la división de las células.
Tenían el calendario más exacto hecho por cualquier civilización antigua sobre la tierra. Ateniéndose a los ciclos lunares, el año estaba compuesto por 13 meses de 28 días cada uno y un día a parte al final del calendario para recibir el nuevo año (28x13=364+1=365 días). Un calendario que sirve para sincronizar el ciclo de la Tierra, la Luna y el Sol con el Universo.


Los mayas también fueron muy avanzados en su manera de cultivar la tierra y cosechar los alimentos para todo su pueblo. Construyeron redes de canales de riego para mantener irrigada la tierra. Es impresionante la cantidad de ciudades y monumentos que construyeron. Vivían como los griegos, en ciudades-estado.

Con bajorrelieves tallados en piedra, enormes esculturas y pinturas murales adornaban sus palacios. Colocaban estelas, que son grandes piedras talladas donde se contaba la vida de su soberano, en sus plazas y caminos. Mientras construyeron sus pirámides y observatorios encontraron una manera de conocer el Universo. Construyeron con una tecnología que se perdió en el tiempo, al igual que el misterio de su desaparición

La mayor parte del pueblo maya desapareció sin dejar ningún rastro, súbitamente. Abandonaron sus casas, sus templos y sus ciudades como si el tiempo se hubiera detenido en ese instante.

Después de casi 600 años de intensa actividad constructora y de un asombroso desarrollo científico, en el año 830 dC, súbitamente, desaparecen en forma misteriosa. Abandonan todo, dejan intactas sus casas, sus ciudades y sus templos, que poco a poco son devorados por la selva. Quedan algunos pocos custodios a cargo de lo abandonando, supervisores de la herencia que nos dejaron.
Pasan aproximadamente 200 años desde el abandono, la mayoría de sus ciudades desaparecen entre la selva y en ese momento algunas de ellas son repobladas nuevamente. Los toltecas ocupan nuevamente algunas de las ciudades mayas abandonadas y las hacen renacer, pero nunca llegan a los mismos niveles de desarrollo. La época maya-tolteca dura desde el año 1000 hasta el año 1350 d. C. cuando comienzan a desaparecer lentamente.

¿Será que aprendieron a usar la mente más allá del 10% de la que nosotros la utilizamos? ¿Obtuvieron niveles altísimos de energía vital después de largos procesos de purificación? ¿Será que utilizaron mantras, palabras sagradas repetidas rítmicamente en ceremonias místicas, para producir estados alterados de conciencia colectiva? ¿Adónde se fueron sus sacerdotes, sus astrónomos y sus matemáticos? ¿Pudieron abrir una puerta a otro espacio u a otro tiempo, a otra dimensión de realidad, tal vez paralela a la nuestra pero más elevada? Sabemos que muchos antiguos profetas, como dice en la Biblia, al abrir esa puerta se convirtieron en una brillantísima esfera de luz y abandonaron conscientemente este mundo.

Ahora, ¿qué ciclo fatal descubrieron a través del Sol? ¿Qué ciclo fatal descubrieron a través de los números? ¿Por qué interrumpen su calendario precisamente en nuestra época? ¿Será que quieren llamar nuestra atención hacia estas fechas? A partir de 1999 empezaron a correr los últimos 13 años, el tiempo exacto para que cambiemos y nos impulsemos juntos hacia una nueva era de paz y de armonía.
En la próxima parte un análisis de las 7 profecías y la relación con nuestros tiempos.

7 comentarios:

Nacho dijo...

Excelente Post Fher!
Has tratado el tema de la forma más clara, concreta y precisa posible.
Desde luego no tengo nada que agregar, sólo que estas civilizaciones antiguas son dignas de mi más profundo respeto y admiración.
Desde ya espero con agrado la 2da parte.
Un saludo y Hasta Pronto!

Elier dijo...

Estimado Fernando:
Gracias por visitarme. Tremendo post, triste que sepamos mas de la civilización egipcia que las civilizaciones antiguas de nuestro continente. Ayer precisamente me deleite con un documental de History channel sobre los incas y luego este post que nos deja con ganas de esa segunda parte. Saludos

Martha Colmenares dijo...

Me ha parecido Fernando, un blog excelente. Los temas abordados. Ha sido muy placentero y enriquecedor conocerlo. Un abrazo, Martha Colmenares

Angélica dijo...

Una cultura excelente, profunda y muy avanzada. Felicitaciones por este post tan enriquecedor en cultura general.
Besos y saludos.

Acerina dijo...

Woooooooow.... Supongo que sueno terriblemente vacía... Pero es que realmente me dejas maravillada y sólo puedo decir:

Wooooooooow!!!!

Leisa Ramírez dijo...

Muy bueno tu post, muy interesante y me da mucho gusto que escribas sobre nuestro pasado, ya q sin el no estaríamos ahí.

Además cabe mencionar q los mayas tambien eran grandes hechiceros!

XOXO

En la otra vida....cuando seamos gatos

P.D. Gracias por tus palabras.
Dicen que en los mamlos momentos, se conocen a los amigos.
Espero este sea el inicio de una linda amistad.

Fernando dijo...

Nacho: la segunda parte completara todo

elier, siempre bienvenido

Martha, gracias po tus palabras

Angélica: es correcto una excelne cultura, que muchos en nuesto continent no sabemos apreciarla aun, sobre todo su legado

acerina: terriblemete vacia tu? ni en juego, espero igual te agrade la 2 entrega.

leisa, siempre binvenida, y claro cuente con un amigo en esta parte de mundo.