jueves, 27 de septiembre de 2007

3 < Historias > 3

Practica lo que Aprendiste:

San Antonio vivía en el desierto cuando se aproximo un joven:

-Padre, vendí todo lo que tenia y se lo di a los pobres. Guarde apenas unas pocas cosas para ayudarme a sobrevivir aquí. Me gustaría que enseñara el camino de la salvación.

San Antonio le pido al joven que vendiese las pocas cosas que había guardado y con ese dinero, comprase carne en la ciudad. Al regreso, debía traer la carne atada a su cuerpo.

El muchacho obedeció. Al regresar fue atacado por perros y halcones, que querían un pedazo de carne.

-Ya he vuelto-dijo el joven, y mostró su cuerpo arañado, mordido y sus ropas hechas jirones.

-¿ Porque me mando hacer esto?

-Para mostrarte que lo que trajiste de tu pasado no sirve para tu presente. Cuando tengas que escoger un nuevo camino, no traigas experiencia viejas. Aquellos que dan un paso, pero quieren mantener un poco de su antigua vida, terminan dilacerados por los propios recuerdos.




El presente Invisible:



El día de Navidad, la Familia entera se reunió alrededor del árbol y comenzó a abrir los regalos.
La hija contenta, le entrego una caja al padre.

-Esto es para ti, con todo mi amor.

El padre orgulloso, abrió la caja, pero estaba vacía. Con el mayor cariño, le dijo a su hija:

- Amor mío, se que tienes la mejor de la intenciones, pero la vida te ha de enseñar que no podemos dar algo que no existe. Creo que te olvidaste de poner algo aquí adentro.

-¿ Pero es que no lo ves?
-No veo nada, hija mía.
-¡Pues me pase una tarde entera llenándola de besos!
Los ojos del padre brillaron:

- ¡ Es verdad! , Muchas gracias, hija mía, por un regalo tan bonito!
Y durante el resto de su vida, siempre que se sentía deprimido o descorazonado, el padre abría la caja, sacaba un beso que su hija había puesto allí, y volvía a tener el valor suficiente para enfrentarse a sus retos.




Los cuatro Elementos:


Le dijo un sabio a su discípulo.


SE TIERRA”, dijo el maestro. La tierra recibe las deyecciones de hombres y mujeres y animales, y esto no le molesta. Muy al contrario transforma las impurezas en abono y fertiliza el campo.


“ SE AGUA”, dijo el maestro. El agua se limpia a si misma, y limpia todo aquello que toca. Se agua en torrente.


“SE FUEGO”, dijo el maestro. El fuego hace que la madera se transforme en luz y calor. Se el fuego que quema y purifica.


SE VIENTO”, dijo el maestro. El viento esparce los simientes sobre la tierra, hace que el fuego arda con vigor, empuja las nubes para que caiga el agua sobre todos los hombres.


“Si tienes la presencia de la tierra, la pureza del agua, la fuerza del fuego y la justicias del viento, entonces eres libre”.

10 comentarios:

Acerina dijo...

Soy la primera...

Excelente... cada relato es excelente...

Me impresionó muchísimo el primero porque no lo conocía... La verdad es que yo llevo a cuestas gran parte de mi pasado...

Cuando tengas que escoger un nuevo camino, no traigas experiencia viejas.

Que interesante consejo!!!!

Besos!!!!

alida dijo...

Preciosos, los tres bellísimos… como dice Acerina, el primero no lo conocía que gran lección y el tercero tampoco, el segundo gracias por recordádmelo
Un abrazo inmenso, por aprender hoy un poco más

sexydaisy dijo...

impresionante, me gusto estar aqui, tienes un bomito espacio, lleno de lindos mensajes. que tengas un lindo dia

La LLama Violeta dijo...

bellas las tres... gracias por estas lineas de crecimiento...

saludos violetas...

Siry dijo...

Como siempre Fernando excelente, me haces pensar que muchos ciclos no los he cerrado totalmente.

Creo que la travesía por el bosque resultará muy productiva.

Un abrazo

Leisa Ramírez dijo...

Hola NIño:

Esta es la primera vez q te leo y me gustaron tus reflexiones, desde ahora considerame una lectora y una amiga de tu blog.

Y como te puedes dar cuenta en mi blog, estoy en la epoca de cerrar un ciclo en mi vida y al leer esta reflexión me has puesto a pensar mucho.

XOXO

EN LA OTRA VIDA CUANDO.... SEAMOS GATOS ESPERO SER LIBRE :)

PD. AGREGE UN LINK DE TU PAGINA EN MI BLOG :D

Fernando dijo...

Acer, pues ese relato, siempre me ha gustado, creo que en algún momento, nos pasa a todos, es a veces tan difícil dejar las experiencias viejas atrás, al tomar un nuevo camino, pero no tiene sentido llevar esa carga a cuestas, sobre todo por el mensaje final del relato.

Alida, en el tercer relato, si somos parte de la naturaleza, porque no ser un poco como los 4 elementos que en ella habitan? Al menos en su esencia, y gracias a ustedes, por caminar hasta aquí!

Sexydaisy, siempre bienvenida y gracias por tus palabras.

Hola, bexa(llama violeta) saludos recibidos, te espero por aquí.

Siry, Cerrar ciclos en la vida no es fácil, pero a veces es necesario, y hacerlo toma su tiempo, en cuanto a la experiencia para ti será productiva.

Leisa, Bienvenida, yo te he leído y lo seguiré haciendo, me alegro que de lo que aquí has leído, te ayude un poco en tus decisiones.
Igual estarás en mis caminos!, saludos y siempre bienvenida.

..**Sidra**.. dijo...

Wow! Que gusto poder recorrer unas letras llenitas de sabiduria. Gracias a Acerina llegué aqui...

Mis saludos! =)

Nacho dijo...

Hola hermano, tarde peroo seguro! Compromisos laborales me impiden estar más atento...Muy bonito los 3 relatos, la verdad que sobre el pasado no tenemos ningún control, se ha ido y no volverá jamás, vivimos en un eterno presente, que no es más que el pasado que se nos ha escapado de las manos y el futuro que aún está por llegar...A veces los mejores regalos no son precisamente los que tienen un valor material...La vida no sería posible sin la existencia de uno de los cuatro elementos, creo que lo mejor tal como lo planteas, es tener un poco de cada uno...
Un Abrazo y que seáis muy felices!

Poetiza dijo...

Una reflexion que no conocia. Saludos.