domingo, 5 de octubre de 2008

Llorar es bueno

Después de todo como que no es malo, echar a rodar una lagrimita de ves en cuando, mas en nuestras sociedades en las que a veces se reprime, e interesante que de la contraparte de la risa, también podamos sacar provecho, para igual que la misma produce reacción en el ser humano, después de leer el articulo, hay varios punto en los que coincido, abres la llave, y de veras que después se siente uno mejor, sensación de tranquilidad aunque estés aun en medio de la marea tu que opinas?

Aquí para compartir el articulo completo:


María Luisa Rubio:

Todos sabemos que la risa es la mejor de las terapias, pero lo que no se suele decir mucho es que llorar también es bueno y saludable. El llanto ha sido proscrito de muchas de nuestras sociedades modernas a pesar de que es algo tan natural como la risa e igual de necesario.

La risa y el llanto tienen muchas cosas en común, entre ellas, y la más obvia, es que son contagiosos. La risa genera endorfinas, pequeñas proteínas popularmente llamadas de "la felicidad". Las endorfinas actúan como neurotransmisores aumentando los niveles de células T, que refuerzan el sistema inmunológico del organismo.

Algo similar ocurre con el llanto. Llorar nos hace liberar adrenalina, una hormona que segregamos en situaciones de estrés, y noradrenalina, que actúa como neurotransmisor y tiene un efecto contrario al de la adrenalina. Cuando lloramos, eliminamos estas hormonas, lo que produce una sensación de desahogo y tranquilidad. Un ejemplo de esto es que, después de llorar, tanto niños como mayores se quedan dormidos.

¡EL MEJOR ESCAPE!

El llanto es la mejor válvula de escape para cualquier emoción intensa y que nos sobrepasa en un momento dado. Cuando rompemos a llorar, las emociones se liberan como si las hubiéramos tenido atrapadas en una olla a presión.

Llorar es parte del aprendizaje y del desarrollo humano, pero conforme nos hacemos adultos prescindimos de las muy saludables lágrimas como "cosa de niños", nos las permitimos en muy pocas ocasiones, y sólo cuando nos es imposible tragárnoslas.

El estrés, la tristeza, el dolor psíquico y físico, la alegría, los nervios, la angustia, la emoción, etc., etc., son sentimientos que podemos traducir en lágrimas. Cuando lo hacemos nos sentimos mucho mejor, pero si ahogamos el llanto sólo logramos aumentar la presión y el desequilibrio interior.

Las lágrimas que no derramamos pueden enfermar nuestro cuerpo y nuestra alma, por eso hay que aprender a llorar de nuevo, algo muy difícil en sociedades en las que llorar es algo que se hace muy pocas veces y preferentemente en privado.

OJOS BRILLANTES

Es cierto que las lágrimas ayudan a limpiar los ojos y evitan que se sequen. Hay dos clases de lágrimas, las reflexivas o irritantes, que son las que nos provocan algunos alimentos y sustancias demasiado fuertes, el polvo, etc. Y las que brotan del alma y obedecen a estados de ánimo y sentimientos.

Lo interesante es que unas y otras no tienen la misma composición química. Las lágrimas que tienen un origen emocional contienen gran proporción de un mineral, manganeso, y de la hormona prolactina, cuyos niveles están relacionados con el estado de ánimo del ser humano, el único miembro del reino animal que expresa con risa y llanto sus sentimientos.

Las lágrimas de tipo emocional son muy difíciles de controlar, y aunque no lleguemos a derramarlas, tener los ojos brillantes y llenos de lágrimas es algo que nos ocurre prácticamente a todos en determinadas ocasiones.

En el extremo opuesto de expresar raramente con lágrimas nuestras emociones está el hecho de llorar a menudo. Cuando esto ocurre es síntoma de un estado de tristeza y angustia que puede requerir ayuda médica. Incluso los duelos tienen un periodo de recuperación más o menos largo y se llegan a superar, en ocasiones con el apoyo de fármacos y de otras personas.

La costumbre de llorar en público en las sociedades occidentales, en especial en el caso de los hombres, es algo que no se da a menudo y, cuando ocurre, suele ser un llanto silencioso, casi furtivo.

"Llorar no es de hombres" dicen las madres a sus hijos pequeños, pero el llanto de los niños, sean del sexo que sean, es parte integral de su desarrollo. Es una forma de atraer atención a sus necesidades básicas, como la comida, el frío o el sueño, y de expresar sus emociones.

Los niños a los que no se permite llorar acumulan estrés y ponen en peligro su salud. Recuperar el llanto cuando se es adulto es bueno, porque llorar no nos hace más débiles, sino mucho más fuertes. Además, después de una buena llantina se ríe más y mejor.

Fuente: efe

6 comentarios:

Haikel Mustafa dijo...

Hola,

Me gustaria invitarte a una cadena de blogs, la cual busca ayudarnos a pocisionarnos mejor en la blogofera, si te interesa la idea pasa por

http://elblogqueanalizaba.blogspot.com/2008/09/una-cadena-para-darnos-conocer.html

Ahi esta toda la informacion, sientete libre de preguntar lo que quieras y de invitar a participar a quien quieras...

Saludos y disculpa las molestias...

Nacho dijo...

Hola Fher!
el llanto está muchas veces mal visto, pero resulta que no es más que una forma drenar nuestras emociones. Para algo están los lacrimales, y tanto hombres como mujeres tienen el derecho a utilizarlos, sin temor a los prejuicios sociales.
Saludos!!

Siry dijo...

Llorar es una medicina excelente, cuando sacamos fuera aquello que nos hiere, molesta hace que ese peso que agovia se libere y con esa manifestación todo cobra otro sentido mas claro además de limpiar nuestros ojos.
Son tantos errores los que traemos de niños, (no llores, demuestra que eres fuerte, es de débiles llorar etc.) que en la vida adulta nos pasan factura. Es preciso que los padres permitan a los niños ser auténticos, no le inculquen paradigmas que luego serán una pesada carga.
El llanto es liberador, por ende sanador, si expresamos nuestra emoción de seguro nuestra vida será mas sana y feliz.

Buen fin de semana y espero te hayas recuperado del todo

Fernando dijo...

Haikel , gracias por la visita y comentario pronto estare visitandote.

Siry y Nacho,Tanto el llanto como la risa, son un reflejo de nustro estado de animo, que no debemos reprimir de ninguna manera.

Siry en lo personal ya estoy bien de la mordida y gripe...dispuesto a seguir caminando.

Mariángel dijo...

Definitivamente llorar es la mejor terapia, es la liberacion total....

Un Abrazo Fher!

Anónimo dijo...

Uffff!!! soy super llorona por todo lloro, la gente me critica mucho eso, pero así soy super sensible :)

Si me parece que llorar es una forma sana de liberar sentimientos.

Nani.-